Vistas a la página totales

domingo, 27 de enero de 2008

PAISAJE LITORAL

El pasado siempre está presente, me dijo alguien una tarde. No sé, no me importa. Prefiero pisar la tierra presente y enfrentar lo que venga con realidad.
Esas plantas enjauladas por el cemento carecen de exhuberancia, mas padecen la duda del no ser.

Creo en lo que veo y toco, no veo, nadie-nunca-vio, pues no creo.
Un sol remolón besa las macetas, le hace un guiño a la palmera y se esconde a jugar detrás de una nubecita anoréxica.
Ojalá termine pronto el verano, es decir: el calor. Me harta-hastía-cansa-fatiga-pudre-enloquece-masacra-enferma y un largo y verbal etcétera.
Me encantó el desafió de vivir en una cabaña, junto a un río rebelde y cruzar a una isla indómita. Te amo allí y aquí, como amo nuestro paisaje litoraleño.

3 comentarios:

Macedonio Strangiatto dijo...

Hoy es el mañana que ayer te preocupaba tanto...

Macedonio Strangiatto
Secretario de Actividades Subconscientes
Sindicato Argentino de Viajeros en el Tiempo

(http://camarag.blogspot.com)
(http://www.youtube.com/CamaraGessell)

An insane prisioner of your heart dijo...

El pasado nunca muere, siempre nos pisa los talones, y nos invade hasta tal punto que se transforma en presente, es imposible sepultarlo, pero de lo que si estoy seguro es que podemos convivir en armonía con él.
Y por el verano, traquilizate, ya se va a pasar, yo ahora voy a encontrarme con mi segundo amor, el mar, pero luego a lo cotidiano, y cagarnos de calor no más.
Besos.
el mail no tuve tiempo de respondertelo, respondo en tres días....

Caro dijo...

Que bueno,el tema del tiempo, del mañana, del presente....aunque uno quiere es dificil borrar lo pasado...pero se puede...

saludos