Vistas a la página totales

miércoles, 5 de marzo de 2014

Office Story

Qué lindo es poder crear. Hacer lo que a uno le gusta. Innovar. En tantos años, nadie me preguntó cual era mi vocación o qué me gustaría hacer o ser.
Aquí estoy: una oficinista supuestamente resignada con aires apagados y haciendo tiempo hasta el final de su vida útil.
O de su vida inútil.

Postdata: pese a todo, te amo.

1 comentario:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Lo importante es la actitud, ¿no?